Thursday, November 11, 2010

BCR considera que en algunos casos efectos de medidas de la Fed pueden ser beneficiosos para Perú


------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Efectivamente, tal como lo indica el Banco Central de Reserva (BCR) podría ser beneficioso en el caso de un mayor precio de los commodities minerales lo que genera mayores ingresos al país por exportaciones de éstos, pero no en el caso de los alimentos cotizados internacionalmente. ¿Qué le decimos al país? ¿Que no se preocupen que las mineras van a estar bien pero lo que Uds. coman les va a costar un poquito más? He ahí una respuesta demasiado económica.

Desde hace muchos años el BCRP se ha encargado de tratar de desdolarizar la economía a fin de evitar que cualquier medida internacional o directa de Estados Unidos nos afecte demasiado. Lamentablemente, parece que una desdolarización total no resulta posible, y solo será posible que dicha entidad incremente sus reservas o absorba de algún otro modo esos dólares para suavizar las caídas de ésta moneda, o los distribuya en caso el tipo de cambio esté subiendo más de lo esperado.

Macroeconómicamente correcto es no afectar tanto las cuentas externas de un país, pero ¿si el dólar baja no lo bajarán también los precios de los productos importados? ¿No se beneficiarían los consumidores de artículos electrodomésticos o electrónicos ante esta situación? No estaría demás analizar el boom en la compra de éste tipo de productos en los últimos años, independientemente de las tasas de interés que cobre el mercado, el incremento de este sector ha sido notable. En este sentido, también existe un impulso a las importaciones y al "nivel de vida" de algunos sectores económicos con este tipo de medidas.

Visto desde ese punto de vista la inundación de dólares no parece tan mala. No obstante, la mayor presencia de esta moneda hace sensible antes cambios bruscos en la política monetaria de otro, o circunstancias muy particulares, como una tasa de interés de casi cero por ciento. ¿O le gustaría que su préstamo en dólares a 15% se convierta en 30%? Definitivamente no.

¿Y tiene el derecho algo que decir en este aspecto? Para esclarecer esto, es importante identificar a los principales actores en esta particular coyuntura. Primero, el Banco Central Estadounidense (también conocido como "Reserva Federal" o "Fed" quien ha decidido básicamente incrementar la cantidad de dólares en el mundo, incluido el Perú. Luego, se encuentra el Banco Central peruano o "BCRP" que no desea que lo que haga la Fed afecte demasiado a la economía nacional, y lo realiza dentro de las facultades que le otorga la Constitución y su Ley Orgánica, que en resumen es la estabilidad monetaria.

Al respecto, no existe una norma expresa que indica que la estabilidad monetaria debe ser necesariamente en soles y no en dólares, o viceversa. En tal sentido, el BCRP interpreta que se trata de una estabilidad monetaria en general. Como esta entidad es la encargada de la emisión de nuevos soles y tiene el mayor control sobre la cantidad y la forma en la cual éstos afectan a la economía del país, su principal preocupación será la estabilidad de los dólares, pues las decisiones de política monetaria en dólares se originan en la FED. Para tal fin, también cuenta con los instrumentos o mecanismos necesarios para lograr mitigar inestabilidades no originadas por ella misma sino por el contexto internacional o por los Estados Unidos. En suma, las inestabilidades en soles generalmente provienen de la economía nacional y las inestabilidad en dólares generalmente lo hacen de otros países.

Siguiendo el espíritu de la norma, si el BCRP incumple su función de reducir la inestabilidad en soles, resulta claro que estaría incumplimiento el marco jurídico que le dio vida. Empero, hasta el momento, no existe un artículo o disposición que le sancione por incumplir de este modo.

De otro lado, si el BCRP incumple con reducir la inestabilidad en dólares, tampoco existe la referida norma, y por último, éste puede alegar que se trata de inestabilidades generadas externamente (fuera del Perú) y que por lo tanto su presunta responsabilidad debe ser considerada de manera atenuada. ¿Es eso cierto? Indirectamente, lo dice y lo repite constantemente, "que la misión del BCRP no es detener la caída del tipo de cambio sino que se dejará que suba o baje mientras que no genere problemas a la economía peruana".

Tal como se ha indicado, la idea que un tipo de cambio baje o sube puede generar problemas a uno y beneficios a otros, con lo cual no puede afirmarse de manera absoluta que un tipo de cambio de 2.9 será mejor para todos los peruanos. Habrá que evaluar, los afectados y los beneficiados, y determina si es mejor o no. ¿Realiza esto el BCRP? Aparentemente no, pues reitera en numerosas declaraciones que no existe un tipo de cambio objetivo o deseado, entendiéndose como tal el que sería mejor para todos. ¿Eso significa que al BCRP le daría igual si el tipo de cambio fuera de 2.85, 2.9, 3, 3.1 soles por dólar? Tal vez no.

Dicho de otro modo, un tipo de cambio mayor al actual, implicaría por lo menos que hay menos dólares en la economía, ya sea porque físicamente existen menos ("oferta monetaria") o porque las personas desean tener dólares y al no encontrarlos, están dispuestos a ofrecer más por éstos. ¿Es creíble un escenario así en el Perú? Mientras que es claro que en el contexto actual las personas no se inclinan a tener muchos dólares, no lo es tanto que el BCRP desee que circulen más o menos dólares de los que actualmente se encuentran. En este sentido, si retira demasiados dólares, puede provocar que suba el dólar y atraer algunos especuladores que deseen esta moneda, y si deja que ingresen desincentiva aún más la tenencia de esta moneda.

¿Esta jugando el BCRP con las expectativas o voluntad de las personas? ¿Hasta que punto puede aplicar este tipo de mecanismos? ¿Vuestro desinterés por el dólar es real o es provocado por el BCRP y el sistema financiero? ¿Quien protege la libertad de las personas para decidir que moneda desean utilizar como reserva de valor, unidad de cuenta o medio cambio, en una economía donde sea ha reconocido abiertamente la dualidad (aunque no perfecta) de monedas? ¿Y el Derecho, donde está?


Por: José-Manuel Martin Coronado
Socio Principal 
Estudio Martin Abogados

No comments:

Post a Comment