Thursday, February 17, 2011

¿Es realmente efectivo la política del Ministerio de Economía y Finanzas de reducir el IGV de 19% a 18%, para evitar perjudicar a los más pobre? - Albert J. Pariona Retamozo


 

"Dentro del marco internacional de aumento de los precios de los principales alimentos que importamos, tales como: trigo, maíz y soja, los cuales alcanzaron precios altos respecto a su nivel de precios del año anterior lo cual motivó al Ministerio de Economía y Finanzas a tomar cartas en el asunto."

"El ministro de Economía, Ismael Benavides, aseguró que el proyecto de ley, para reducir el IGV en 1%, del 19% a 18%, aportará a las familias peruanas una mejor calidad de vida.
Según, Benavides, la medida le "devolvería" un promedio de 500 soles a cada familia peruana, y con ello estas incrementarían su poder adquisitivo en el mercado de consumo. Asimismo, argumentó que la propuesta, en la actualidad, aumentaría la competitividad de la economía nacional, y contribuiría a la generación de empleos."


Analicemos un poco mas a fondo las razones fuerzas para proceder con la reducciónn del IGV, en primer lugar debemos distinguir lo que se espera lograr  con esta reducción tanto a nivel de familias como empresas.

A nivel de familias se argumenta que se logrará aumentar el nivel de calidad de vida de la población e inclusive de los más pobres. El nivel promedio de ingresos de la remuneración mínima vital es 600 soles asumiendo que una familia pobre gasta casi todo su ingreso en consumo y es nulo lo que ahorra, tendríamos  que el aumento de ingreso por parte de la reducción del IGV en 1 punto porcentual es 6 nuevos soles por mes, es decir 72 soles al año e inclusive menos, entonces podemos ver claramente que esta reducción será mas favorable para las familias con mayores ingresos y que no se percibir{a en la de menores ingresos, por lo cual este argumento no es válido.
Por otro lado tenemos también que la reducción del IGV al ser pequeña no se reflejará en los precios finales para los consumidores, a esto se le conoce como los precios de menús, dado que elajuste en lso precios es pequeño los restaurantes no cambian sus precios dado que es más costoso cambiar todas sus lista de precios que asumir una pequeña reduccion de sus ingresos, y esto justamenet se reflejará en los precios finale sque no bajarán.

Por el lado de las empresas de manera contraria a lo planeado la disminución del IGV no genera los suficientes incentivos para que empresas del sector informal decidan pasar al sector formal y creo que las causas son evidentes; los informales prefieren no pagar nada a pagar 18% ó 19%, de esta manera se debe primero resolver las altas tasas de informalidad de otra manera, dado que esta reducción no aumentará la base tributaria como ellos han anunciado.

Por último por el lado de la competitividad, no existe una secuencia lógica que logre vincular de manera efectiva la reducción de impuestos con la competitividad, dado que esta última responde a otro tipo de factores, como inversión en educación y tecnología. En este panorama creo que es una política populista más que una soluci{on eficaz al problema de los m{as pobres, que lo {unico que esta consiguiendo es dar mas trabajo al BCRP, debido a una politica procíclica cuando debería hacer todo lo contrario.


                                                                                                                       Albert José Pariona Retamozo
Practicante de Economía
Estudio Martin Abogados
http://www.estudiomartinabogados.com

Las opiniones expresadas en la presente entrada de Blog son los de su(s) autor(es) y no representan necesariamente las del Estudio Martin Abogados. Éstas representan las investigaciones preliminares y en progreso realizadas por lo(s) autor(es) y son publicadas a fin de obtener comentarios e iniciar debates.

No comments:

Post a Comment