Tuesday, June 28, 2011

El lado micro del sector financiero en el Estado peruano.

El sector financiero del Estado peruano, tanto por el lado micro y macro, tiene varios problemas. En esta entrada nos enfocaremos en “las tarjetas reventadas” o lo conocido como “carrusel del crédito”. Este proceso es generado por las Instituciones financieras y las tiendas comerciales, y absorbido por una inmensa masa de consumidores no conocedores del alto riesgo de endeudamiento.



Las diferentes instituciones  financieras, el caso de: Saga Falabella, Ripley, Metro, Scotia Bank, BCP, etc ofrecen tarjetas al consumidor de manera muy sencilla (presentando una boleta de pago, DNI, recibo de agua y/o luz, o presentando un certificado que se está en planilla), lo cual al ser tan fácil y rápido aviva la inquietud por seguir comprando y endeudándose más. Pero ahí no termina esta tertulia financiera, debido a estudios, se estima que de 100 clientes, en general 80 son clientes de las mismas instituciones, esto eleva alarmantemente el riesgo de endeudamiento. Y todos sabemos, los bancos nunca pierden.


El sistema mencionado como “el carrusel del crédito”, funciona de la siguiente manera: el consumidor se endeuda con una entidad, luego recurre a otra tarjeta para obtener efectivo y cancela la deuda con la otra tarjeta, luego renueva una nueva deuda con otra entidad y hace lo mismo… así sucesivamente. Básicamente desde el lado de los bancos se puede apreciar que el “consumidor es responsable”, pero no se puede visualizar que existe una deuda acumulada la cual fue generada por las pocas barreras de estas mismas identidades y la “cultura de reventar tarjeta” por parte del ciudadano peruano.


Este suceso, empezó muchos años atrás, con la finalidad de abrirle las puertas del mercado al ciudadano peruano de los sectores más pobres. Pero ha logrado ser más constante debido a la facilidad de los bancos en brindar crédito, sin duda, uno de los más grandes problemas que tiene el sector financiero peruano. Esto está acompañado de la poca cultura del consumidor, en sentido implícito, y sería beneficioso que la mayoría de las entidades comiencen a  plantear de manera conjunta, barreras o filtros para reducir estos venideros problemas.



Manuel Francisco Palmi Padilla
Asistente en Investigación Económica
Estudio Martin Abogados


No comments:

Post a Comment