Thursday, August 18, 2011

Capital, Renta, y Rendimiento: A propósito de la coyuntura financiera internacional.

I. Introducción.-

Muchos estudiantes de las facultades relacionadas con las ciencias económicas y empresariales han visto en algún momento los conceptos de renta y de rentabilidad. En particular, dos conceptos básicos de renta, tales como la renta fija y renta variable; y el concepto de rendimiento, de corto plazo, mediano o largo plazo.

Se trata de conceptos básicos en finanzas, pero dada la coyuntura actual y la necesidad de generar un poco de calma en los mercados financieros (aunque en realidad la calma la deben tener los inversionistas e intermediarios) resulta importante realizar algunas aclaraciones.

II. Capital Inicial, Capital Final y Horizonte de tiempo.-

En finanzas, como puede resultar obvio, el principal recurso (también conocido como factor) es el capital, el cual se utiliza de diversas maneras con la finalidad de que crezca, se incremente, o por lo menos se conserve. De ello es importante diferenciar el capital inicial del capital final o futuro, es decir el resultado final de las decisiones financieras y de inversión que se adopten. Como el lector comprenderá, nadie desea que su capital final sea inferior a su capital inicial, a pesar de que ello pueda ocurrir.

Cabe precisar que una inversión, es la colocación de un capital en algún tipo de mecanismo financiero o empresarial (productos financieros, negocios en marcha, etc. ) mediante el cual este sea utilizado y potencialmente incrementado. Por ello se afirma que el capital es un saldo o stock, en tanto que la inversión es un flujo vale decir una salida o un ingreso del citado factor.

Sin perjuicio de lo anterior, es muy importante definir cuándo estamos hablando de un capital final: ¿A fin de años? ¿A los dos años? ¿En el primer quinquenio? ¿Al momento de la jubilación? Todo dependerá del "horizonte de tiempo" que tengan los inversionistas. ¿Y es relevante el horizonte de tiempo? En realidad sí, tal como lo aconsejan muchas instituciones intermediarias de inversiones (por ejemplo, los fondos mutuos) pues es un concepto contario a la especulación.

En otras palabras, cuando un inversionista coloca el capital inicial a un horizonte (o plazo) determinado, ello quiere decir que sólo entonces recuperará el capital final y evaluará si efectivamente el final es superior al inicial. Para ello, debe contar con un asesoramiento adecuado o tener conocimiento suficientes que le permiten esperar razonablemente que tendrá un mayor capital al final del horizonte determinado previamente.

Por el contrario en el caso de la especulación, la aparente "santidad" del horizonte de tiempo se ve desplazada por la necesidad imperiosa de que el capital final sea superior al inicial en todo momento, la mayoría del tiempo o asegurar que ello sea así al final del citado horizonte temporal. Dicho de otro modo, la especulación es un elemento que puede utilizarse para tratar de asegurar la existencia de un rendimiento (capital final mayor al capital inicial) como un fin único de las finanzas.

En este sentido, el horizonte temporal es un elemento que genera estabilidad en el flujo de capitales (inversiones), particularmente las relacionadas con los mercados financieros; no obstante, en el contexto actual parece una institución en peligro de extinción.

III. El rendimiento: un concepto complejo.-

El rendimiento debería estar relacionado con el horizonte de tiempo, el cual se organiza básicamente en corto, mediano y largo plazo. Al respecto, no existe un consenso universal en cuanto al significado preciso de dichos conceptos, pero se suele considerar que el corto plazo es el de un período igual o menor a un año. Los otros dos conceptos son más difíciles de encuadrar unaninemente, tanto es así que el término "largo plazo" ha sido considerado como "el momento en que los mercados se equilibren", el "infinito" o "cuando todos estemos muertos" (sic).

¿Cómo se manifiesta el rendimiento? La fórmula más sencilla relacionada con el rendimiento es la comparación entre el capital inicial y el capital final. Cómo es de esperar, el rendimiento puede ser positivo o negativo. En términos matemáticos sería CAPITAL INICIAL + RENDIMIENTO = CAPITAL FINAL.

No obstante, este rendimiento se puede manifestar de diversas formas, denominadas beneficios o rentas.
- Por un lado, se tiene la renta variable, valga la redundancia, aquella que puede incrementarse o disminuirse en el tiempo.
- Por otro lado, se tiene la renta fija, aquella que normalmente se espera de manera estable y/o continuada durante todo el horizonte de tiempo.

Veamos la diferencia con ejemplos muy básicos.
- En primer lugar, el ejemplo usual de renta variable es la renta derivada de las acciones, cuando uno las compra puede tener un precio determinado y cuando uno las vende puede tener otro, uno no lo controla, es variable, en el sentido que dicho precio puede incrementarse o disminuirse según sea la tendencia del mercado que cotiza dicha acción. En finanzas básicas, cuando uno compra una acción no tiene asegurado que el precio futuro sea mayor o menor.
- En segundo lugar, un ejemplo básico también de renta fija son los bonos, los cuales representan una forma de endeudamiento que se convierte en un producto financiero, el cual es comprado por un inversionista y ofrece, en general, un rendimiento continuado y estable en el tiempo denominado "cupón".

Empero, las finanzas no son así de básicas, ya que las acciones también ofrecen una suerte de renta fija denominada "dividendos" y los bonos también pueden generar un tipo de renta variable al incrementarse o disminuirse el precio de compra del mismo, por cambios las condiciones en las cuales fue valorado inicialmente.

Por tales motivos, los ejemplos básicos antes citados no pueden ser permanecer vigentes en niveles más sofísticados de las finanzas.

IV. Rentas mixtas y aleatorias.-

Lo antes expuesto permite afirmar que tanto las acciones como los bonos sosn susceptibles de generar rentas mixtas, vale decir, una parte "variable" y otra parte "fija".

En consecuencia, la suerte del rendimiento positivo o negativo dependerá de una combinación de las rentas antes expuestas.

Por ejemplo:
- Se tiene un capital inicial de S/. 1000 , los cuales se invierten íntegramente en adquirir 100 acciones de la empresa A cuyo precio (de adquisición) es de S/. 10.
- Esta acción proporciona un dividendo anual de S/. 1. El horizonte de inversión es de 5 años.
- Al final de los 5 años el precio de la acción es de S/. 9 soles.

¿Cuáles son las rentas? ¿Cuál es el rendimiento?
En sentido estricto, se trata de un producto financiero con renta mixta, es decir contiene una parte variable y otra fija. En la parte variable se ha obtenido una renta (acumulada) negativa en los cinco años en "S/. -1" (S/.9 - S/.10). Por el contrario, en la parte variable, se tiene una renta fija positiva de S/.1 por cada año, es decir un acumulado de S/. 5.
En consecuencia, el rendimiento total es equivalente a S/. 5 - S/1. = S/. 4 es decir, se ha tenido un rendimiento positivo en un horizonte de cinco años mediante un producto (o instrumento) financiero de renta mixta.

Este sencillo ejemplo, se puede complicar por el simple hecho de que en las compras básicas de acciones no hay un plazo determinado mediante algún contrato o documento análogo. En otras palabras no existe, en principio, una obligación para que las acciones se mantengan en poder del inversionista durante dichos años. Entonces el horizonte de inversión en este caso se encuentra en la voluntad del inversonista (discrecionalidad) el cual puede tener una idea inicial de mantener la acción 5 años, pero debido a las circunstancias de los mercados financieros dicha percepción puede cambiar. Ahora bien, todo puede seguir complicandose por el hecho que para que el inversionista finalice su inversión debe vender la citada acción para lo cual necesita un comprador y ello no siempre es fácil de conseguir, por lo menos no para todas la acciones.

Estas complicaciones pueden llegar a niveles insospechados. Incluso por el lado de los bonos, el precio de compra del bono tampoco es estable en el tiempo, por lo que cuando se recupere la inversión puede tener un valor distinto.

Todos las circunstancias antes mencionadas pueden generar que la renta sea finalmente aleatoria, o por lo menos una conducta con un fuerte componente aleatorio. El término aleatorio quiere decir "perteneciente o relativo a los juegos de azar" o "Dependiente de algún suceso fortuito".

A fin de combatir esta aleatoriedad de las rentas y rendimientos totales se elaboran contratos financieros sumamente sofísticados, tanto así que sólo sus creadores especialistas (aunque no necesariamente experimentados) únicamente pueden comprender. Un caso fueron los Credit Default Swaps (Permuta de Riesgo Crediticio) o CDS que se encontraron en los inicios de la crisis financiera internacional.

Los contratos (financieros) aleatorios existen desde hace mucho tiempo en el derecho continental, pero su verdadero desarrollo y sofisticación se ha dado en el Derecho Anglosajón, justamente por la necesidad de incrementar o asegurar el rendimiento ya sea mitigando la aleatoriedad o facilitando indirectamente la especulación (Ej. "Compras en corto").

V. A modo de conclusión.-

6.1.- Es de suma importancia recordar los conceptos básicos de finanzas pues son el punto de partida de la dinámica actual y ayudan a entender las circunstancias que desencadenaron la crisis internacional.

6.2.- Por un lado, la identificación de los tipos de renta ya no es un binomio fijo-variable, sino que puede ser mixta de formas muy complejas. Este tema es de gran relevancia, por ejemplo, en la tributación de las operaciones financieras, particularmente en la fiscalidad de las rentas de capital internacional.

6.3.- Por otro lado, el rendimiento según los plazos o riesgos ("curva de rendimiento") puede dejar de tener sentido para cada caso concreto si es que se considera y aplican diversos métodos de mitigación de aleatoriedades o métodos indirectos de especulación mediante contratos tan sofísticados con regulación legal incompleta y/o rezagada.

6.3.-El destino y mejoramiento de las finanzas como un eficiente intermediador y apoyo en la asignación del recurso capital dependerá de una normas de derecho financiero privado eficaces y dinámicas a fin de que limiten los efectos nocivos de las transacciones financieras en tiempo real.

6.4.- En tal sentido, y a fin de lograr un poco de estabilidad en el sistema financiero internacional, es necesario ralentizar la velocidad de sofisticación de los contratos financieros, o por lo menos minimizar la distancia con la velocidad de adecuación del marco legal financiero mediante un acercamiento entre financistas inquietos y "law-makers" hábiles y más preventores que inquisidores.

José-Manuel Martin Coronado
Socio Principal
Estudio Martin Abogados

No comments:

Post a Comment