Monday, January 16, 2012

Anglicismos tributarios I: ¿Revenue o Income?

Uno de los impuestos más importantes es aquél que grava la renta, ya sea la de las personas físicas (naturales) o las personas jurídicas (morales), no sólo para los residentes de un país sino para los extranjeros no residentes, vale decir inversionistas o trabajadores impatriados.

En el caso que se trate de generadores de renta provenientes de países anglosajones, es usual tener que interpretar la tributación en términos ingleses, en este caso, el impuesto sobre la renta. ¿Y cómo se traduce la renta? ¿Revenue o Income

En la práctica se observan los impuestos anglosajones tales como Corporate Income Tax (equivalente al impuesto sobre sociedades o impuesto a la renta empresarial) o el Personal Income Tax (equivalente al impuesto sobre la renta de personas físicas o impuesto sobre la renta personal). Parecería claro entonces que la traducción correcta de Renta = Income

Según el Diccionario Oxford, Income significa el "dinero recibido, especialmente con cierta regularidad, por el trabajo o a través de inversiones" ("money received, especially on a regular basis, for work or through investments) . Su origen proviene del inglés de fines de la edad media, basado en los conceptos de entrada (entrance) o llegada (arrival)  y del gérmano innkoma, aunque el sentido económico-tributario recién se considera desde el siglo XVI. 

Por su parte, según el mismo Diccionario Oxford, Revenue sería un Income especial, vale decir un tipo especial de income, especialmente el de una organización o el de una naturaleza substancial. (especially when of an organization and of a substantial nature). La palabra proviene del antiguo francés revenu(e) que significa returned (participio pasado utilizado como nombre) que sería equivalente a "devuelto" en castelano, aunque más cercano a "re-venir", ya que a su vez proviene del latín revenire.

Cabe señalar que en ambos casos se observa que se compone explícita o implícitamente de la palabra come (venir), con lo cual no es extraño tener confusiones al respecto, sobre todo porque en uno existe u acto de ingresar (Income) y en otro de regresar (Revenue), lo cual puede ser dos acepciones para interpretar un mismo flujo de dinero. Empero, el Diccionario Oxford no ayuda a deducir que Revenue se refiere esencialmente a organizaciones o a naturalezas especiales e Income se refiere a renta en general.

¿De ser correcta tal interpretación, por qué la Administración Tributaria de los EE.UU. se denomina Internal Revenue Service (IRS), en lugar de Internal Income Service? Siguiendo la lógica del Diccionario Oxford, sería correcto utilizar el término Revenue para una organización, estatal o privada, en tanto que Income sería preferible para personas físicas o jurídicas vistas como una unidad. Pero ello parece contradictorio, dado que las personas jurídicas también puede ser observadas como una organización o por el contrario, ua organización puede ser considerada una persona jurídica unitaria. En efecto, en los usos empresariales, la utilidad neta antes de impuestos es conocida como las Earnings Before Taxes y se hace mención al Revenue como ingresos de las empresas.

En este sentido, para preguntar a una persona cuál es su renta, sería "how much is your income?" y para personas jurídicas "how much is your revenue?". Curiosamente, la propia IRS ha desarrollado el concepto del Business Income, con lo cual, para efectos tributarios, la definición del Diccionario Oxford se contradice con la práctica tributaria.

Por ello, los usos y costumbres tributarios sugieren que Income seguirá siendo el referente de la renta o de la base imponible de los impuestos directos, existiendo diversas especiales tales como Corporate Income Tax, Payroll Income Personal Income Tax y que el referente de Ingreso como Recaudación Tributaria (o Ingresos Tributarios) sería Tax Revenue. De este modo, el Income es lo que ingresa en favor de un generador de renta (individuo o empresa) como consecuencia de la combinación de factores y Revenue es lo que regresa al Estado, no por la mezca de tales factores, sino por mandato legal y/o de naturaleza pública.

Ello permite una reflexión final. Tal vez aún se mantiene la idea que el Estado recupera una parte de lo que ofrece a la población y de ello la interpretación de un flujo que regresa de las manos de los contribuyentes hacia el dominio público. Aunque tal aceptación podría ir acorde con una retribución por una prestación difusa de servicios y bienes públicos, a pesar de que, por definición, los impuestos carecen de contraprestación, a diferencia de las tasas o contribuciones.

José-Manuel Martin Coronado
Socio Principal