Monday, June 10, 2013

¿Qué es pro-consumidor y que es pro-financiero? [L. CORDOVA]

Hace una semana tuve la oportunidad de sostener un intercambio de publicaciones - para ser exactos un par- en las redes sociales sobre que es lo que se debería entender, o que se entiende, por pro-consumidor y por pro-financiero, a raíz de una noticia que mostraba el sistema de protección al consumidor en un país extranjero(1). Quién había publicado la noticia acoto que la aplicación del sistema aludido, con sus características y particularidades - que desconozco- debiera replicarse en nuestro país, y ello no implicaba una posición pro-consumidor, sino -cito textualmente- "equilibrar las condiciones entre los sujetos de la relación de consumo: Proveedor y Consumidor".

Dejando de lado comentarios respecto a los partícipes de una relación de consumo. La expresión citada nos suscito la siguiente reflexión que pasamos a citar -textualmente-:

"Para pretender equilibrar algo, primero se debe asumir que ese algo esta desequilibrado. Así en la relaciones de consumo -que se aluden- ese algo desequilibrado vendría ser la posición favorable en que se encuentra el proveedor de servicios financieros respecto del consumidor-usuario de los mismos. Vistas las cosas así, ¿Qué es pro-consumidor y que es pro-financiero? El primero alude a una hipotética restauración del equilibrio mentado?. El segundo, es, ¿mantener el status quo? O, más bien se trataría de establecer una posición favorable del consumidor-usuario respecto (en merma) del proveedor, y, restringir mas el campo de acción a las políticas de protección del consumidor-usuario financiero que existen hasta hoy -que es a su vez el estado, o algo, desequilibrado que se pretende equilibrar-, respectivamente" 

Como puede observarse lo que a simple vista se trataba, simplemente de dos posiciones, a priori antagónicas; supone o puede suponer un problema más complejo, donde en nuestro entender sólo hemos vislumbrado cuatro, que a su vez, no están exentas de ser combinadas de acuerdo al contexto por el que se transite o al cual se quiera llegar. 

No dudamos de que ello también va depender de la normativa particular de cada país, no obstante no se puede negar que la variedad comparativa y la importación exhaustiva de modelos; y sobre todo el avance tecnológico en sectores imbuidos de otros conocimientos técnicos,  como lo es, el sector financieros - así también el consumidor- nos depara escenarios aún más complejos.

Asistente de Investigación del
Departamento Fiscal y Tributario

No comments:

Post a Comment